Masonería y Política

Masonería y Política

Q:.H:. Haward Mèndez

Indagando información sobre la relación de la masonería y la política, y la visión que tienen varias logias masónicas del planeta, deseo expresar algunos puntos resaltantes de esas investigaciones sobre un muy espinoso tema relacionado a los valores masónicos y su adyacencia con la política.

Hemos mencionado que entablar estériles y degradantes discusiones ideológicas facilita las corrientes dogmáticas fanáticas o supersticiosas y esto degrada profundamente el espíritu. La Masonería no es una organización política, ni se hace reverente del eco del pensamiento de ninguna tendencia política o social determinada.

La Masonería busca e impulsa el perfeccionamiento ético, filosófico y moral de sus miembros, más allá de sus legítimas y personales opciones partidistas, mediante el desarrollo y pleno ejercicio del sentido crítico y la libertad de pensamiento y firmemente comprometida en la consecución de los ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad. Éstos principios conforman los pilares del ideario Masónico, estructurando un conjunto de referentes que la Masonería y los Masones tienen, en cada momento y circunstancia, la obligación de defender e impulsar.

En este sentido, la Masonería se abstiene de opinar o de intervenir en las opciones políticas que sus miembros, en tanto que ciudadanos,puedan mantener en su esfera pública o ámbito social, siempre y cuando dichas opciones no se opongan a los principios éticos y filosóficos de la Francmasonería, de la defensa de los derechos humanos, el progreso social y la democracia.

Por ello, a lo largo de la historia la Masonería ha sido objeto de represión por parte de regímenes totalitarios tanto de derechas como de izquierdas, ya que los principios que la Masonería de esos tiempos defendía, suponían una amenaza para cualquier forma de opresión o de tiranía. Así pues, es tan cierto que en las logias no se hace cuestión de política, en su aspecto partidista, como que la Masonería no es ni puede ser una institución apolítica, ya que la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad son conceptos universales,nuestro campo de acción es el ser humano y nada de lo que es humano nos es ajeno.

El poder político no es objetivo de la Masonería. El poder económico tampoco es un objetivo de nuestra Orden, que sobrevive exclusivamente gracias a los aportes de sus miembros. Por tanto, aquellos que llamen a las puertas de la Masonería buscando poder o dinero, equivocan sus pretensiones y es mejor que desistan de un empeño que no va a satisfacer en absoluto sus aspiraciones.

En relación a la Masonería y la política, leyendo al Q:.H:. Ruben Preschel en sus investigaciones señala y cito: “Con mucha frecuencia se formula la pregunta de si la Masonería desarrolla actividades de índole político. Y esto es lo primero que se le ocurre a quien lee en las páginas de la historia, la larga lista de estadistas, reformadores, revolucionarios y patriotas que fueron masones”

La Masonería no es una asociación política ni puede confundir su actividad con la de ningún partido político, pero el masón no debe estar al margen de los grandes problemas políticos del mundo entero.En el seno de la Masonería conviven hombres de diversos partidos democráticos y diversas concepciones de mundo, mientras sean respetuosos y tolerantes.

Generalmente, por ignorancia o mala fe, se asocia a la Masonería en acciones políticas determinadas. En realidad, fue la tarea del hombre masón imbuido de nuestros principios e ideales, quien actuó protagónicamente para promover los grandes movimientos transformadores de la humanidad. Tanto la Revolución Francesa, como la lucha por la emancipación de los pueblos coloniales de América, hasta la estructura jurídica política de la República que adoptaron todas sus Constituciones, llevan la innegable impronta delas ideas y acciones masónicas.

El masón conserva fuera de la Logia toda su libertad de ciudadano y puede dedicar su ardor y entusiasmo al servicio de sus ideales. Los masones como tales, no irrumpimos a la vida pública como institución, sino cuando se hace necesaria nuestra acción conjunta para atemperar los espíritus y fijar la senda del progreso dentro de la fraternidad y convivencia humanas.

Cuando el historiador se acerca al fenómeno sociológico que es la masonería, lo hace con la intención de evaluar la influencia real que esta institución ha podido ejercer sobre todo en aquellos acontecimientos que han ido posibilitando la emancipación de los pueblos. El interés de la masonería no ha sido nunca la actividad política. Lo que ocupa al masón es su formación personal y su compromiso social con los valores de libertad, igualdad, fraternidad y tolerancia que, por ser constitutivos del ser del individuo deben ser también constituyentes esenciales del tejido social.

Según las logias masónicas investigadas, quienes piensen que la Masonería es una organización política están equivocados, como suele equivocarse quien examina superficialmente las cosas y no penetra tras las apariencias para aquilatar su verdadero significado.

La Logia masónica se constituye como un centro de unión, y debe pretende plantear la reflexión en un nivel más profundo, en el que ya no caben etiquetas ni eslogans, pero en el que sí se precisa una comunión en los valores que exceden lo político: Libertad, Igualdad, Fraternidad.

 De acuerdo con nuestro ilustre y Q:.H:. Pedro Alciro Barboza de la Torre, en su dilatada y adelantada visión del fracmasón y su aporte sobre valores a la sociedad expresaba:

"El francmasón debe esforzarse por ser deseable. Su ecuanimidad y recto juicio le ha de ganar reputación de hombre justo. Su afán por el estudio y su dedicación le granjearán prestigio en la comunidad,para que los demás le reconozcan como ciudadano útil y le confíen tareas importantes, posiciones decisivas; porque la Francmasonería aspira a que sus Hijos ocupen lugares de comando.

Es la única forma de demostrar que esta Orden prepara realmente los dirigentes de la sociedad. Allí radica, principalmente, la obra dela Francmasonería.

Pero,no para dominar la Masonería, sino para que reinen la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad. Libertad, porque hay mucha sojuzgación y servidumbre, y muchas fuerzas e intereses niegan aún los derechos esenciales. Igualdad, porque deben cesar los odios raciales, las luchas de clases, los prejuicios nacionales. Fraternidad, porque tales la meta suprema del género humano.

La Francmasonería no se propone ningún interés mezquino ni egoísta.Su finalidad es noble. Quiere reunir en una hermandad a todos los hombres filántropos y estudiosos, para hacerlos eslabones conscientes de una cadena de servidores de la Humanidad."

  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Valorado: 0/5 (0 valoraciones)

Gracias por tu valoración!

Ya has valorado esta página, sólo la puedes valorar una vez!

Tu valoración ha cambiado, gracias por contribuir!

Conecta o crea una cuenta de usuario para valorar esta página.